Este sitio sigue sin estar abandonado.

25/septiembre/2008

 

Este blog, o lo que quiera que sea, sigue a día de hoy sin estar abandonado y pronto recuperará nuevamente algún tipo de actividad.

Los motivos que me han tenido ocupado han sido totalmente ajenos a mi voluntad y a las del propio juez, según confirmó en rueda de prensa. Durante la vista oral se dirigió a mi con una mirada (por aquello de vista) y las siguientes palabras (por aquello de oral): “No tengo nada en contra suya pero le declaro culpable y sentencio además que es usted muy feo!!”.

Después de aquello una profunda pena me embargó. Debió de ser una pena muy grande porque además me embargó el coche, el piso y una cyclostatic que, a decir verdad, no usaba nunca pero le había cogido mucho cariño.

El resto no merece ser contado.

Anuncios

El trailer de Cub-O.

14/julio/2008

(léase en voz alta y con voz de trailer o en su defecto, si usted tiene la voz pitufada, léalo en silencio para sí mismo)

Os presento a CUB-O, el último robot sobre la tierra (después de Michael Jackson).

700 años después de que los humanos abandonaran su planeta, CUB-O, un robot de protocolo higiénico, es enviado al planeta Tierra con la misión de limpiarlo.

Ha sido programado para estar muy quieto y recibir cualquier basura que sea depositado dentro de él. Pero sus programadores no contaron con un pequeño detalle: ya no queda nadie en la Tierra!!, por lo que es bastante probable que CUB-O se vaya a aburrir mucho (eso sin contar con las horas extras que tendrá que hacer para llevar a cabo su increíble misión).

De los creadores de “Estoy story”, “Buscando Ameno”, “Papá, quiero ser como Torrebruno”, “Hijo, ya lo fuiste hasta que diste tu primer estirón”,… llega CUB-O, la última pinícula de Pitxar (que significa “pener” en vasco).

Nota del autor:
No soy de anunciar cosas pero, para las mierdas que anuncian o que aconsejan otros, no os perdáis el trailer de la nueva película de PIXAR. No sé qué tal será pero promete.
Y no os emocionéis mucho que Wall-e no es real… ¿o sí?


Superhéroes estúpidos (I)

21/junio/2008

O formas estúpidas de combatir el mal.

SUPERSOR

Mari Cruz llevaba una vida de lo más normal en un convento de Cracovia, hasta que una tarde se le acercó una hermana llorando y le contó algo que le cambiaría la vida.

– ¿Por qué lloras, hermana?- preguntó Mari Cruz.
– Anoche salí a rezar con unas amigas y de vuelta al convento un ex-toxicómano me preguntó la hora.
– ¿Y tú qué hiciste? – preguntó Mari Cruz inquieta.
– Me arrodillé, presa del pánico, y le hice una fellatio – y se echó a llorar.
– PERO QUE HIJO DE P…- Mari Cruz se echó las manos a la boca y evitó maldecir en la casa del Señor.

Mari Cruz no quedó indiferente y tras esta estremecedora historia decidió que estaba harta de recibir a DIOS y había llegado la hora de que TODO DIOS recibiera. Y así es como Mari Cruz pasó a amasar alfajores y recoger ropa para los pobres durante el día y por las noches convertirse en SUPERSOR. Mari Cruz se pone un antifaz negro, para que no la reconozcan, y recorre las calles de Cracovia en compañía de un guitarra española y una bolsa de plástico.

SUPERSOR es el único superhéroe que sabe interpretar más de tres mil canciones diferentes con los mismos acordes (DO, RE, SOL) y siempre el mismo acompañamiento de guitarra.

En una ocasión acorraló a un niño de doce años que estaba fumando, le quitó el pitillo, desenfundó su guitarra y le cantó durante más de siete horas seguidas ALABARÉ y JESUS TE AMA. Gracias a SUPERSOR aquel niño no volvió a fumar en su vida (en el psiquiátrico lo tienen terminantemente prohibido).

Su arma más letal es el estribillo crescendo con  “LA LA LA” y movimiento acompasado de cabeza. En el momento álgido se detiene y aprovecha el desconcierto del malhechor para pedirle que le acompañe con las palmas. Tras varios minutos a cappella, reanuda el acompañamiento de guitarra y vuelve al estribillo, en una explosión de alegría musical casi divina, que hace que ni el más villano del mundo sea capaz de contener las lágrimas y derrumbarse.

Se sabe para qué usa la guitarra española, pero hasta la fecha nadie sabe para qué sirve la bolsa de plástico de SUPERSOR.

 

 
SIMMAN, el Hombre SIM

Su archienemigo es un villano de pelo corto que lleva anillos de oro y que va por la calle y el metro escuchando “reguetón” a todo trapo con un móvil que, a pesar de ser de última generación, según dice, suena como el culo.

SIMMAN, para combatirlo, le hace llamadas pérdidas con número oculto y no para hasta que le agota la batería del móvil. El villano, además de rallarse y entrarle una paranoia en la cabeza por no saber qué pibita le estaba dando los toques, deja de dar por saco con la música del móvil, salvando con ello al mundo de la vergüenza ajena.

Se trata de un superhéroe comprometido con el bien. Por ello siempre usa el corrector ortográfico en todos y cada uno de sus mensajes de texto.

Otras hazañas de SIMMAN:
– Liberar un nokia 3200 sin cable por sólo 20 euros.
– Llamar al teléfono de información de amena, conseguir la información que quiere a la primera, quedar satisfecho con la respuesta y colgar el teléfono con una sonrisa. Todo ello en la misma llamada.
– Consultar el saldo del móvil mirando las estrellas.

 

EL NIÑO COÑAZO

El Niño Coñazo se lanza a la calle con una moneda de 50 céntimos y 2 de veinte. Entra en una tienda, pone las monedas en el mostrador, se concentra y ….

– Me daaaaa …
– (…)
– ……un huevito, …..un ladrillito…..
– (…)
– ¿Esto cuánto vale?!
– Cinco céntimos.
– Ah….

Pasados 37 minutos continúa diciendo:

– …. me da una fresita,… (…) … un palote…mmm
– (…)
– ……¿cuánto llevo?

Tras nueve interminables horas pegado al mostrador de la tienda, consiguió que el propio tendero, motu proprio, llamase a la policía y confesara con lágrimas en los ojos que su negocio de chucherías era realmente una tapadera para vender litronas, cocacolas de 2 litros y botellas de whisky a chavales de dieciséis años los viernes y los sábados por la noche. La policía se lo llevó detenido dos horas más tarde.

Tres días después, la policía volvió a la tienda a llevarse al Niño Coñazo, que aún permanecía al otro lado del mostrador balbuceando: “….un melón relleno de chicle…. una esponjita…”

En otra ocasión, el Niño Coñazo se pasó las once horas y media que dura el viaje en autobús “Algeciras – Salou” preguntando “¿Falta mucho?”. El pasajero que viajaba detrás suya no aguantó la presión y, en la primera parada que hicieron, se entregó a la guardia civil confesando que una vez, hacía diez años, había conducido bajo los efectos del alcohol.

Otras hazañas de “El Niño Coñazo”:
– Gritar en la playa durante más de 6 horas seguidas y sin pausa: “Papá mira lo que hago…papá, míra lo que hago…mírame, papá!
– Golpear repetidamente un objeto, ignorando las advertencias de un mayor, hasta que lo rompe. Una vez roto, se sorprende y se echa a llorar desconsoladamente durante ciento ochenta minutos.
– …”Pero mírame papáaa!!!”

 


Teoría de nombres.

28/mayo/2008

¿En qué se parece Coco, el monstruo azul de Barrio Sésamo, a un coco?

Pues, por extraño que parezca, si pintamos un coco de azul y le ponemos los ojos y la nariz del monstruo tenemos lo siguiente.

Y uno se rinde a la evidencia, pintada de azul. A lo mejor el muñeco inicial era marrón y de ahí su nombre, mantienen algunos estudiosos. Otros, sin embargo, los que no han estudiado en su vida, piensan que a lo mejor los cocos incialmente eran de color azul.

¿Y en qué se parece Gazpacho, de la serie Los Fruitis, a un gazpacho? Pues, por extraño que parezca, si repetimos el mismo ejercicio comprobamos lo siguiente:

Efectivamente, en nada!! En este caso, los que no han estudiado en su vida, se dividen en dos grupos. Los que opinan por un lado que el dibujo animado podría haberse llamado PIÑA, por ejemplo, y los que opinan que, en lugar de una piña, el dibujo animado podría haber sido un vaso de gazpacho. En esta ocasión, los estudiosos prefieren continuar estudiando a perder el tiempo en tonterías de semejante magnitud.

Este, como conclusión, es un claro ejemplo de cómo un nombre no puede estar peor puesto.

Pero hay un nombre al que ni los estudiosos, ni los otros, han conseguido encontrarle explicación alguna: LEROY-MERLIN. Siempre que paso por delante de uno de estos supermercados del bricolaje me quedo mirando el nombre y me pregunto en silencio: ¿POR QUÉ?

Ni corto ni perezoso repetí el mismo ejercicio que en los dos casos anteriores, a ver qué sucedía. Para mi sorpresa lo que obtuve fue lo siguiente:

E inmediatamente me asaltaron varias impresiones:

1. Es extraño, porque Merlin, el mago, no creo que sepa bailar.
2. Leroy, por el contrario, sí sabe, aunque a estas alturas de la vida dudo que se acuerde.
3. Ninguno de los dos sabe nada de bricolaje.
4. Y, por último, ahora entiendo por qué Baltasar es el único Rey Mago sin barba!

Y, aunque nadie se pone de acuerdo de si es un nombre bien escogido o no, lo cierto es que todos, nos guste o no, lo entendamos o no, cuando pasamos por delante de un Leroy-Merlin pensamos en lo mismo… en LEROY, el negro de FAMA, Y en MERLIN, el mago!!! (somos así de simples)

Yo lo habría llamado simplemente SuperBrico, o en su defecto, Mercolaje.


Preguntas estúpidas (I).

1/diciembre/2007

Son muchas y diversas las opiniones sobre las preguntas estúpidas o tontas. Muchos son los padres que tratan de convencer a sus hijos diciéndoles que “las únicas preguntas tontas son aquellas que no se preguntan”; una labor que se ve entorpecida por el empeño que ponen otros tantos profesores en aclarar a esos mismos niños que “no hay preguntas tontas, sino niños tontos“.

En un profundo estudio que publiqué hace algunos años, y que muchos intelectuales  han calificado como una obra de dudosa  trascendencia y absoluta pérdida de tiempo, hacía una clasificación de preguntas estúpidas que, en un alarde de originalidad, denominé “Clasificación de Preguntas Estúpidas”.

Uno de los grupos de la clasificación estaba comprendido por aquellas preguntas que hacen referencia a acciones involuntarias que entrañan peligro para nuestra salud. Y la primera de la lista es todo un clásico.

 ¿Te has hecho daño?

Todo el colegio, y en especial la clase de 3ºB, recuerda aquel día que Jacobo corría por el patio del colegio con las manos metidas en los bolsillos gritando “¡¡ Pingüino veloz, pingüino veloz !!“.

Fue entonces cuando tropezó con una piedra y, aún con las manos en los bolsillos y sin hacer el más mínimo acto reflejo por evitar el golpe -cosa que sí hicimos inconscientemente todos los que le mirábamos- , se comió el suelo con toda la boca.

Inmediatamente, la profesora, que al igual que el resto del colegio fue testigo de semejante estropicio, corrió hacia Jacobo y cuando estuvo a su lado se detuvo, con cuidado de no pisar la sangre, y le preguntó: “¿Te has hecho daño?

Otras veces, nuestro interlocutor confunde la voluntariedad de nuestra acción y entonces pregunta qué nos ha impulsado a interponernos en la trayectoria de un balón, pegarle una patada a la altura de la rodilla al pico de la mesa o comernos el pavimento. Y así aparece la siguiente pregunta de la lista.

 ¿Qué haces?

A mi personalmente esta pregunta me suele hacer bastante gracia. Pero sólo la pregunta, el resto no me hace reír en absoluto. 

En el siguiente vídeo se puede observar perfectamente de qué hablo. Y para ello es imprescindible escucharlo (y no verlo).

Cito textualmente la pregunta:

– Jesús, tío…¿qué haces?

Hay muchas más preguntas, sin duda, pero citarlas todas sería una tarea inútil y al mismo tiempo imposible, ya que el afan de superación personal de muchos es ilimitado.


Crónicas Ilustradas (I)

15/octubre/2007

diafestivo2.jpg

Esta foto la tomé hace un par de meses en un pueblecito de Noruega. Tratábase de un día festivo, cosa que ignoraba y que explica el amotinamiento masivo en aquel lugar, habitualmente vacío. Casualmente, y ajeno al detalle, pasaba por allí cuando de repente me encontré inmerso -y sin poder hacer nada por evitarlo- en una corriente de personas humanas a las que había que incluir una paloma moribunda, dos perros caniches y un peluquero que días atrás me cobró 30 euros (cinco mil pesetas) por cortarme el pelo. Todos ellos, completamente aturdidos como yo -especialmente el peluquero, tras la colleja gratuita que le propiné aprovechando el desorden-, fueron arrastrados hasta la calle principal sin opción alguna a cambiar de rumbo, dejándose llevar por el alud de gente.

El ingente río humano era de tal magnitud que durante unos minutos mis pies dejaron de tocar el suelo; hasta que una señora me pidió amablemente que hiciera el favor de bajarme del cochechito de su hijo, algo que acepté de mala gana pues cabíamos perfectamente los dos. Lee el resto de esta entrada »


S.I. “Los Pelayo quieren comprar Microsoft”

8/octubre/2007

suceso02.jpg

Boquiabierto quedé al descubrir esta noticia en un periódico local. Reconozco que si la hubiera leído hace unos meses no me habría causado la más mínima sensación. Cualquiera podría estar interesado en comprar Microsoft, eso no es noticia. Sin embargo, el interés esta vez lo han mostrado los mismísimos Pelayo, el clan de los Pelayo!!

¿No los conocéis? Claro, que sí. Seguro que, al igual que yo, habréis recibido en alguna ocasión el siguiente correo que me tomo la licencia de citar textualmente:

 comilla.gif¡Os presentamos una Web con una información absolutamente INCREÍBLE!

Está realizada por 3 matemáticos de carrera de 5º de exactas de la Universidad Complutense de Madrid.

Esta gente, NO SÓLO REVELA UN TRUCO para hacer dinero en ruletas ON-LINE o REALES (que, por cierto, muchas personas ya han comprobado que funciona) sino que además EXPLICAN por primera vez al publico en general, LAS 14 TÉCNICAS QUE USAN Y DE LAS QUE VIVEN A CUERPO DE REY, LOS JUGADORES PROFESIONALES, ARAÑANDO CIFRA EN CASINOS DE MEDIO MUNDO, ENTRE ELLOS, EL CLAN DE LOS PELAYOS.

La primera y más sencilla de las técnicas probada, es sencillamente ALUCINANTE. Sólo os podemos decir que de media se pueden arañar de 200 a 300 euros diarios, con paciencia.

Si queréis echar un ojo, el portal de esta gente es www ganarenelcasino com

Saludos y aprovechad la información.

Cuando leí el mail pensé que se trataba del típico spam al que nos tienen acostumbrados. Sin embargo, una lectura más profunda del texto nos advierte de su veracidad. A continuación cito algunos detalles que demuestran su veracidad.

Lee el resto de esta entrada »