Teoría clásica de ¿Feliz Navidad?

Un nuevo año más llega la Navidad. Pero ¿siempre ha estado ahí? ¿Siempre, cada año, ha habido Navidad?. Pues no!!.

Efectivamente, Dios creó al hombre y tuvo la feliz idea de crear al niño Jesús veinticuatro millones novecientos noventa y siete mil novecientos noventa y cinco años después. Dios, ¿qué pasa? ¿Acaso los hombres primitivos no merecían celebrar el año nuevo como Dios, o sea, tú mandas? Así pues, Dios fue cruel y dejó sin Navidad a todos aquellos que nacieron Antes de Cristo. Esto se podría haber evitado simplemente creando en primer lugar a Cristo y luego al resto. (tanto que todo lo sabe…)

¿Cómo fue la primera Navidad?

Blanca no fue.
El desierto tiene una tonalidad amarillo-ocre. La Navidad en Judea no fue blanca. Ni tampoco en los alrededores !!. Blanca fue la Navidad, en todo caso, de los noruegos, los groenlandeses y todos aquellos que vivían en latitudes tales en las que la lluvia precipitaba en forma de nieve.

No fue especialmente feliz.
Uno puede pensar que sí, aunque sólo fuera por aquello de la novedad. ¿Cómo será la primera Navidad? Qué nervios!! Pero lo cierto es que no!. No fue feliz!!. Fueron días de mucha tensión. Los productores de la Biblia se jugaban mucho y tenía que salir todo a la perfección, tal y como estaba escrito.

Tensión entre las mujeres de los pastores.
Sus respectivas señoras cosían a toda velocidad los trajes de pastorcillo. En aquella época nadie vestía así, con esos chalecos de piel de oveja, esos zurrones y esos gorros típicos de pastorcillos de Navidad. Aquel fue un traje diseñado especialmente por los productores de la Biblia para aquella ocasión tan especial, única y exclusivamente para ese momento. De hecho, ¿alguien ha visto en algún libro de historia alguna civilización o gremio de pastores que vaya vestido así? NO!!.

Nadie tenía claro cuál era su papel.
Fue todo muy precipitado. Si la Virgen María se hubiera quedado embarazada por el método tradicional habrían tenido 9 meses para prepararlo todo. Pero con el rollo de la Inseminación Espiritual aquello vino de repente, no dio tiempo a nada y cogió a todos por sorpresa.

­En primer lugar los pastores no tenían claro cosas como: ¿Después de ir a adorar al niño que hacían? ¿Se marchaban a casa o seguían de parranda?

El Ángel de la Anunciación no tenía nada claro que era lo que tenía que anunciar. Así pues, muchos pastores aprovecharon la ocasión para ponerle al tanto de a cuánto tenían el litro de leche, el kilo de queso de oveja y las NOVEDOSAS Ofertas de Navidad: “Comprando una barra de pan le regalamos una pandereta!!!”. (Originalmente, la pandereta era una pequeña pieza de pan de centeno que estaba asqueroso. Los pastores lo utilizaban para jalear y hacer ruido en las fiestas. Posterioremente, descubrieron que añadiendo unos pequeños trozos circulares de metal se enriquecía la sonoridad de la pieza confiriendo al mendrugo de pan el típico sonido navideño).

La mula y el buey no sabían donde tenían que ponerse: ¿la mula a la izquierda y el buey a la derecha?

Pero lo que más preocupaba era: ¿quién sería el pastorcillo cagón? ¿A quién le tocaría desempeñar semejante marronazo? Y el detalle más importante: ¿dónde tenía que cagarse? Y si en aquel momento, con los nervios, no le entraban ganas, qué?

Preparación del Portal de Belén.
María y José vivían felizmente en un chalet adobado a las afueras de Jerusalem (y digo bien, ADOBADO, porque los chaletes en aquel entonces estaban hechos de adobe). Pero los productores de la Biblia decidieron, por cuestiones de estética, marketing y futuro merchandising, que un Portal sería mucho más apropiado; que daría mucho más juego. Así pues en apenas unas horas hubo que buscar un Portal que:

1. Tuviera un pesebre del tamaño exacto de un niño recién nacido. (Nota: por si alguien a estas alturas no sabía qué es un pesebre, yo le pongo al tanto: -» Pesebre: Especie de cajón donde comen las bestias).
2. Tuviera una mula y un buey. Esto condicionó mucho el criterio de búsqueda, porque en aquellos días de felicidad jubilosa en la mayoría de Portales lo que había era un jamón y medio kilo de gambas.
3. Tuviera justo delante un rio con patos y con un pequeño puente. Este requisito era muy importante por cuestiones de merchandising en el futuro. Y así ha sido: hoy en día, en todo Portal de Belén (hablo de la maqueta doméstica) que se precie debe haber un rio, con su puente y sus patos.

Con estos requisitos, el Portal elegido no podía ser otro que EL PORTAL DE BELÉN. Así pues, desalojaron a los verdaderos inquilinos (a los que regalaron una caja de pestiños y la primera postal de navidad de la Historia que decía: Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo….allá donde os vayáis a vivir!).

La carta a los Reyes Magos.
Los productores de la Biblia habían decidido que los Reyes Magos tenían que llegar justo en pleno nacimiento. La realidad fue otra.
Se perdieron!!. Estaba claro. La culpa se la echaron al negro, por supuesto, a Baltasar, un hombre culto, conocedor del terreno, cuya misión era precisamente dirigir la expedición y que, sin embargo, desfilaba en último lugar!!. Era normal que se perdieran. El Rey negro decía continuamente: “Por aquí no es…A ver, no es por ser pesado, pero por aquí no es!!”. No le hicieron caso. En su lugar, Melchor y Gaspar decidieron seguir a una estrella fugaz. Cosa que es absolutamente imposible, y menos aun yendo en camello (animal incapaz de superar los 23 km/h con un Rey Mago a cuestas).
El niño nació y los Reyes Magos no aparecían. La tensión en aquellos momentos era imponderable. Había que hacer algo y no había noticias de los Reyes. ¿Qué se hizo? Lo que cualquiera habría hecho: escribir una carta a los Reyes Magos!!. La carta era escueta y decía así:

Queridos Reyes Magos:
El niño ha nacido ya. La presión de los medios es tal que no podemos retrasar más el nacimiento. El niño ya no tiene cara de recién nacido; esperemos que la gente no se dé cuenta.

Apresurad la marcha y haced el favor de no tardar. Cumplid con lo pactado.

Hemos sido buenos, …así que no nos jodáis!!.

PD:  para calmar los ánimos traed algunos regalos. Traed Oro!! …y cualquier otra cosa, lo primero que pilléis (aunque sea una mierda o carezca de utilidad alguna). Y el oro!!, que no se os olvide el oro!!.

El Nacimiento y  la primera Navidad.
Por fin llegó el día. El niño Jesús ya había nacido y allí no había nadie. Ni estaban los Reyes ni nada. Ni los pastores tenían los trajes de pastorcillo terminados ni nada. Ni siquiera los medios habían sido convocados, ¿para qué?. Así pues la primera Navidad de la Historia pasó sin pena ni gloria. Fue una noche más, como otra cualquiera. No ocurrió absolutamente nada fuera de lo normal, nada que no fuera lo que se había venido haciendo hasta entonces. La primera Navidad no tuvo nada de Feliz, sino que más bien fue triste; tanta expectación para nada….

nopa

Y así fue la Primera Navidad de la Historia. Y ahora que sabemos cómo ocurrió, muchos se podrán haber sentido engañados, timados o estafados. Y se preguntarán desilusionados: ENTONCES ¿POR QUÉ TENEMOS QUE SENTIRNOS FELICES EN NAVIDAD?

La razón:
La Navidad no siempre ha estado ahí. A decir verdad, si el hombre lleva en este planeta unos 25 millones de años y la Navidad se ha celebrado solamente en 2.004 ocasiones, podemos afirmar que casi nunca ha habido Navidad. Es más, teniendo en cuenta que el cometa Halley pasa cada 50 años, el ser humano ha tenido la oportunidad de verlo unas 500.000 veces, es decir, unas 497.996 veces más que la Navidad. Así que, aunque sea por una cuestión meramente estadística, debemos sentirnos muy afortunados de tener la oportunidad de disfrutar un año más de la Navidad, esta vez en su edición número 2.005

Y es por ello que, sinceramente, os deseo a todos una muy
¡¡¡ FELIZ NAVIDAD !!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: